Zanahorias con limón y miel

Zanahorias con limón y miel, ayurveda, recetas ayurvédicas, recetas detox, recetas primavera, recetas vegetarianas, receta vegetariana, receta kapha

Este plato es fácil de preparar, rico al paladar y ligero de digerir- perfecto si quieres que descanse tu sistema digestivo y ayudarle a tu cuerpo en su tarea de desintoxicación. El sabor dulzón de la zanahoria cocinada se equilibra muy bien con el toque de jengibre fresco y el limón que lleva el aderezo, no tengas miedo de echar una ramita de tomillo al final de la cocción de las zanahorias pues también es acre y profundizará el efecto digestivo del jengibre. ¿Sabías que los nutrientes de la zanahoria se concentran en la piel o justo debajo de ella? Mejor elegir siempre zanahorias bio para poder comértelas sin pelar.

Ingredientes:

Un manojo de zanahorias bio limpias
2 cms de jengibre fresco rallado
1 cucharada sopera de miel
1/2 limón
Una pizca de sal

Elaboración:

Pon las zanahorias en una vaporera hasta que queden tiernas.
Mientras se cocinan las zanahorias, haz el zumo de limón y añade un poco de la ralladura al zumo.
Mezcla el jengibre rallado, la mie y la sal con el zumo de limón y su ralladura.
Sirve las zanahorias con su aderezo y disfruta!

Consejos para una primavera feliz

Ayurveda, recetas ayurveda, recetas kapha, recetas vegetarianas, receta vegetariana, receta kapha

Con la llegada de la primavera lo que más apetece son cosas ligeras.
Si cambias tus hábitos alimenticios durante la primavera ayudarás a tu cuerpo a equilibrar su producción de moco, regular sus niveles de hidratación y también a abrir los canales de eliminación tan importantes en el proceso natural de desintoxicación que ocurre entre el invierno y la primavera.
Por si no sabes por dónde empezar, aquí tienes unas ideas:
– Empieza el día con un desayuno ligero: fruta del tiempo con una infusión, por ejemplo (no tostadas y café).
– Para comer y cenar tómate unas verduritas al vapor con cereales ligeros: arroz basmati, mijo o quinoa con hortalizas de temporada como habas o guisantes.
– A casi todo el mundo le conviene comer esas hojitas verdes que brotan ahora (espinaca, acelga, rúcula, lechuga…), verdura de la familia de la col ( col, coles de bruselas, kale, etc.) y también te pueden sentar bien unos chilis verdes.
– Mejora tus comidas con el toque picante del jengibre, la pimienta negra, una pizca de cayena y todas las hierbas aromáticas que quieras. Este es el toque que hace que tu paladar flipe, que tus platos resulten variados y que tu digestión sea óptima.
No subestimes los efectos de una alimentation correcta y adaptada a lo que ocurre en tu entorno sobre tu salud: la regla general a seguir en primavera es la de tomar alimentos con los sabores amargos, astringentes y acres/picantes, preparados de manera ligera (al vapor y no frito, por ejemplo), cálida (mejor caliente que crudo) y seca (mejor vapor que hervido).

Caldito para descongestionar

Caldo descongestionante, sopa remolacha, zanahoria, apio, perejil, tomillo, kombu, sopa resfriado

Con la inestabilidad primaveral, un día estás en manga corta y al siguiente con el paraguas: es fácil coger frío.
O puede que la congestión venga de que estamos en la temporada en la que el cuerpo aprovecha para depurarse, soltando las acumulaciones invernales… sea cual sea la causa de tus mocos, este caldito le ayudará a tu cuerpo en su proceso.
Todos los ingredientes tienen entre sus propiedades la depuración, todos aportan nutrientes valiosos para darle a tu cuerpo el empujoncito que necesita. El humilde perejil fortalece el sistema inmune y es un diurético potente que ayuda a sacar los excesos de líquido del cuerpo. Ya sabemos todos lo efectivo que es el tomillo en problemas de tos, la remolacha la usamos con tallo y hojas porque la planta entera tiene múltiples propiedades nutritivas, las hojas tienen más hierro que la espinaca.
Voy a prepararme un cazo ahora mismo, hay quien prefiere hervir las verduras y ya está, pero yo las salteo un poco al principio por dos razones: para que las especies suelten sus propiedades y porque mejora el sabor: comer algo con sensación de satisfacción siempre va a beneficiar más a tu cuerpo que tomarlo a la fuerza en plan medicina.

Ingredientes:
1/2 cucharadita de ghee o aceite vegetal
1/2 cucharadita de comino
6 tallos de apio cortados en trocitos
1 manojo de acelgas cortado en trocitos
2 remolachas con tallo y hojas en rodajas y pedacitos
3 zanahorias cortadas en pedacitos
1 manojo de perejil picado
1 manojo de tomillo picadito
4 centímetros de raíz de jengibre fresco rallado
Un pedacito de alga kombu
Agua hasta cubrir todos los ingredientes

Elaboración:
Pon un cazo grande a fuego medio con el ghee o el aceite, echa el comino y cuando suelte su aroma baja el fuego y añade el jengibre rallado, espera un minuto o dos removiendo de vez en cuando.
Añade las verduras en el orden de la lista de ingredientes.
Remueve para que se cubran del aceite y las especies.
Añade el agua y el kombu, tapa el cazo y sube el fuego a alto hasta que empiece a hervir, baja el fuego y cocínalo todo hasta que las verduras estén tiernas.

Infusión de Jengibre y Cúrcuma

Ayurveda, sincolorantes, sincolorantes.com, infusion kapha, infusion curcuma jengibre, infusion jengibre, infusion, primavera, desintoxicante, elimina ama

Ya hemos hablado del efecto que tiene la primavera sobre los doshas, cómo es el momento en el que el cuerpo quiere depurar las acumulaciones invernales, pues esta infusión ayuda en este proceso.
Tanto el jengibre como la cúrcuma son rizomas que el Ayurveda aprecia por sus cualidades medicinales y culinarias desde hace milenios. Ambos son ricos en antioxidantes y trabajan juntas muy bien en el fortalecimiento del agni o fuego digestivo y aumentan los procesos metabólicos del cuerpo. Este potente tónico es fácil de preparar, yo me lo tomo media hora antes del desayuno y antes de cenar si me siento pesada. Probadlo durante un mes a ver si notáis sus efectos;)

Ingredientes

2 tazas de agua
1 cucharadita de jengibre fresco rallado
1 cucharadita de cúrcuma fresca rallada o cúrcuma en polvo
1 cucharadita del edulcorante natural que más te guste (miel, sirope de agave, estevia, aunque es opcional)
2 cucharaditas de zumo de limón (opcional)
1/8 de cucharadita de pimienta negra en polvo (opcional)

Elaboración

Echa el jengibre y la cúrcuma a un cazo con el agua a fuego alto hasta que hierva.
Baja el fuego y déjalo hirviendo a fuego bajo unos 15 minutos hasta que se reduzca el líquido a la mitad.
Una vez en la taza añade el edulcorante, la pimienta y el zumo de limón si te gusta más así…y ya está!

Para Kapha, alimentos ligeros

Ayurveda, sincolorantes.com, kapha, kafa, dieta para kapha

Los alimentos ligeros son la antítesis de la pesadez de Kapha, sabrás si un alimento es ligero simplemente por su peso y su densidad, por ejemplo las verduras y la fruta son generalmente ligeros, así que puedes empezar por construir tu dieta en torno a una proporción alta de fruta de temporada y verdura, preferiblemente cocinada.
A grosso modo, los alimentos demasiado pesados para Kapha son los quesos curados, los postres, las nueces, las empanadas, casi todas las harinas, el pan, la pasta, la carne roja y la fritura que además es demasiado aceitosa para Kapha.
Comer demasiado en una sentada también conlleva pesadez, así que nada de glotonería, la regla a seguir es llenar el estómago con 1/3 de comida, 1/3 de líquido y dejar 1/3 vacío para conseguir una buena digestión.
Las comidas pesadas y los alimentos muy procesados también agravan la pesadez de Kapha, así que mejor evitarlos también.

Sopa Inmunizante

Recetas vegetarianas, ayurveda, caldo vegetariano, inmunizante, sistema inmune, sopa vegetariana,

Esta sopa tiene como base una buena dosis de pimienta blanca (pica más que la negra ya que le han quitado la piel) pero también sentirás las sacudidas de jengibre fresco rallado, -tomada bien caliente te dará el empujón que necesitas si los mocos te están invadiendo, ayurveda explica que la pimienta destruye los mocos acumulados en el sistema digestivo.
Lo importante es el resultado estimulante de tomar esta sopa super caliente, a la temperatura máxima que permita tu lengua y verás cómo te enciende por dentro: es una sopa para los días más fríos, las narices más mocosas y los días más cortos del invierno.
Aunque puedes adaptar este caldo según la época del año, en verano échale maíz, que es primavera, pues espárragos…y para convertir la sopa en una comida completa, sírvela sobre arroz integral o tallarines, a mí me encantan los soba de trigo sarraceno y los fideos ultrafinos de arroz.

Ingredientes:
1 cucharada sopera de aceite de sésamo
1/2 cucharadita de café de asafétida
3 tallos de apio en tiras finas
1 zanahoria mediana cortada en rodajas finas
3 cucharadas soperas de jengibre fresco rallado pelado
3/4 de cucharadita de café de pimienta blanca molida (o más si te gusta el calor intenso)
200 grs de tofu firme en rodajas finas
100 grs de brócoli en trocitos
Un manojo de espinacas, rúcola u hoja de mostaza
2 1/2 cucharaditas de café de sal fina
rabanitos en rodajas finas, cilantro fresco y perejil para servir

Elaboración
Calienta el aceite en una olla grande y añade la asafétida, levanta la olla y gírala para que no se queme, devuelve la olla al fuego y echa el apio, la zanahoria y el jengibre.
Saltea las verduras hasta que se ablanden.
Añade la pimienta blanca y 10 tazas de agua
Sube el fuego hasta que empiece a hervir, baja el fuego y manténlo hirviendo 15 minutos
Echa el tofu, las espinacas y la sal
Hierve a fuego lento otros 5 minutos
Remuévelo bien
Sirve acompañado de hierbas frescas y rabanitos mas un hilillo de aceite de sésamo

Sirve entre 4 y 6 personas

Elixir dorado para el bienestar

Cúrcuma, gengibre, infusión, ayurveda

Con un nombre así ¿quién no se va a hacer esta bebida en casa? Lo bueno es que de marketing nada porque realmente funciona: si bebes esta infusión incluso fría te vas a alejar del mundo de los resfriados, entre su larga lista de propiedades, la cúrcuma también descongestiona, siendo así útil en caso de tos y mocos en la nariz..¡qué alivio!
Se prepara rápidamente, no es engorroso y te recomiendo que uses siempre ingredientes de primera calidad.

Ingredientes
1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo
1/2 limón cortado en cuartos
1 cucharadita (o más si te gusta el sabor) de jengibre fresco rallado
1/2 litro de agua caliente
1 cucharadita de miel cruda

Elaboración
Mezcla todos los ingredientes excepto la miel en un recipiente, una vez esté suficientemente templado como para bebértelo, échale la miel. Revuelve y pa dentro!

Crema de Brócoli

Crema de brócoli, brocoli, sopa, ayurveda, receta ayurvédica, recetas ayurvédicas, recetas para kapha, receta para kapha, recetas vegetarianas, receta vegetariana, recetas veganas, receta vegana

Mientras no haga calor, yo sigo cenando cremitas de verdura, nuestra cosecha de brócoli este año ha sido espectacular así que esta sopa se ha convertido en uno de los favoritos en casa. Nutritiva, rica y fácil de digerir, cumple los requisitos de una cena ayurvédica perfecta. El brócoli, al igual que el resto de las verduras crucíferas es muy buena para mantener kapha dosha equilibrada durante el invierno, las lluvias y el tiempo húmedo afectan a las personas con tendencia al exceso de kapha y te puede llevar a la pasividad y el estancamiento. Antes de que te pase, incluye unas verduras de esta familia en tu dieta y verás la diferencia, como la naturaleza es sabia, casi todas las verduras crucíferas son precisamente de invierno: coliflor, col, col china, coles de bruselas, hojitas picantes como la mostaza o la rúcola, los rábanos, rabanitos- ya te haces la idea.
Esta crema de brócoli es rápida y fácil de preparar, hay quien le ralla queso encima al servir, perfecto si predomina vata en tu constitución, acompáñalo de un poco de pan si tienes mucho apetito.

Ingredientes:

2 cucharadas soperas de ghee o aceite vegetal
1/2 cucharadita de asafétida
500 grs de brócoli cortado en ramitas
1 patata grande cortada en cubitos
una pizca de nuez moscada
sal y pimienta al gusto
1/2 litro de agua

Elaboración:

Calienta el ghee o el aceite en una olla mediana, retírala del fuego y añade la asafétida, gira la olla para que la asafétida suelte su aroma pero no se queme.
Echa las patatas a la olla y vuelve a ponerla sobre el fuego. Remuévelas, que se cubran bien de asafétida y se doren.
Cuando las patatas estén casi hechas, añade el brócoli, la nuez moscada y suficiente agua para cubrir las verduras. Remuévelo todo y tapa la olla.
En cuanto el brócoli esté tierno, apaga el fuego y bátelo todo mientras siga caliente hasta conseguir una crema sin grumos, si queda demasiado espesa, añade más agua caliente y quizá algo más de sal.

Muffins de Manzana

muffins de manzana sin huevo sin lacteos veganos vegano vegetariano ayurveda

Tras años de hacer mis tradicionales magdalenas de plátano, me he aventurado a descubrir nuevos horizontes reposteros, y me alegro de comunicaros que la valentía ha merecido la pena: estas muffins están ricas, esponjosas y no empalagan…quizá peligrosas porque te puedes comer 6 sin darte cuenta. Bueno, quizá 6 no, pero tú me entiendes. Que las llamo muffins no por la moda de anglificarlo todo sino porque llevan la mitad de azúcar y grasa que un cupcake…son las primas sanas del mundo magdalenero, y encima se hacen rapidito y fácil. Seguro que las incorporas a tu repertorio habitual. No te cortes, experimenta y cambia las pasas por otros frutos secos, añade otras especies a parte de la canela o échales copos de avena…el límite lo pones tú.

Ingredientes:

1/2 taza (120 ml) de aceite de girasol (u otro aceite vegetal de sabor suave)
1/2 taza (120 ml) de azúcar integral (panela, mascavo, etc.)
1 taza (240 ml) de compota de manzana sin edulcorantes
1 taza y 1/2 (360 ml) de harina integral de trigo (o mezcla trigo con espelta, por ejemplo)
1 cucharadita de café (5 ml) de bicarbonato
1 cucharadita de café (5 ml) de canela
1/2 taza (120 ml) de pasas

Salen 12 muffins

Elaboración:

Precalienta el horno a 170ºC.
Engrasa el molde de muffins.
Mezcla los ingredientes en el orden que salen en la lista, importante combinar sólo hasta que quede una mezcla homogénea, si mezclas demasiado las muffins saldrán más duras porque se activa el gluten en el trigo.
Mételas en el horno unos 19 minutos (depende de tu horno) o hasta que un palillo insertado al muffin salga limpio.