Pages Navigation Menu

recetas veganas, vegetarianas y ayurveda

Manzana Cocida con Clavo

manzana-cocida-sincolorantes

Te presento un nuevo concepto para tu rutina mañanera, ni café, ni batido verde ni agua tibia con limón. No, algo más novedoso: una manzana cocida. Cuanto más cerca del momento de levantarte te lo tomes, mejor. Puedes poner la manzana a cocinar mientras te duchas y así tu ritmo ajetreado no se verá afectado. Si no te da tiempo a pelar la manzana, cocínala con piel pero no te tomes la piel ya que es difícil de digerir por la mañana, piensa que mientras duermes la actividad estomacal se ralentiza y toma un tiempo en volver a ponerse a tope. En ayurveda siempre se usa la metáfora que compara el estómago con un fuego: si quisieras encender un fuego, no empezarías con troncos gordos sino con palitos finos, de la misma manera debemos dejar que nuestra digestión se despierte antes de darle comidas más pesadas, por eso una manzana cruda nos sentará mejor al final de la mañana o por la tarde. Las cualidades cálidas y digestivas del clavo abren los canales circulatorios del cuerpo sin sobrecalentarlo. Ya verás lo bien que te sienta esta manzanita mañanera.

Si tienes un sistema digestivo llameante, puedes probar con una pera en vez de manzana, los de digestiones más lentas pueden añadir 2 cms de canela en rama.

Ingredientes:

½ taza de agua
2 clavos de olor
1 manzana mediana, mejor de una variedad más bien dulce como Golden Delicious, Gala, Fuji o Pink Lady

Elaboración:

Pone al agua y los clavos de olor a hervir en un cacito mientras pelas la manzana y la cortas en pedacitos pequeños.
Echa la manzana al cazo con agua caliente, deja que hierva, pon la tapa y deja que hierva a fuego bajo unos 5 minutos o hasta que la manzana esté blanda y transparente pero no hecha puré.

Escurre la manzana y cómetela en cuanto se enfríe.

El líquido lo puedes tomar como infusión, o como acompañamiento de tu avena, por ejemplo.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *