Pages Navigation Menu

recetas veganas, vegetarianas y ayurveda

Trufas de Algarroba, Coco y Cacahuete

trufas algarroba cacahuete

Estas trufas siempre tienen mucho éxito, lo maravilloso es que son fáciles de preparar y más sanas que otros postres.
Debo decir que parte de la magia está en hacer tú misma la crema de cacahuete a menos que hayas encontrado una marca de calidad en alguna bioshop o herbolario. La crema de cacahuete es fácil de preparar aunque sí requiere un procesador de alimentos de cierta potencia para no tener que añadirle aceite o algún líquido para que se trituren bien los cacahuetes.
Prefiero la algarroba por encima del chocolate porque no contiene ni cafeína ni teobromina, ambos son estimulantes que producen bajón cuando se pasan sus efectos, súper interesante si no quieres niños de resaca amargándote la fiesta 1 hora después de hincharse de chocolate y azúcar blanca. Además la algarroba contiene poca grasa y mucha fibra y calcio.
El secreto para triunfar con la harina de algarroba es siempre tamizarla bien y acompañarla de unas gotas de esencia de vainilla de calidad.
Prueba a a sustituir el azúcar de caña por dátiles medjoul, y a añadir ralladura de
naranja o frutos secos, así acabas con un surtido de trufas más interesante.

Ingredientes:
100 ml de agua
250 g crema de cacahuete
100 g harina de coco
200 g azúcar morena
unas gotas de esencia de vainilla
70 g harina de algarroba
un puñadito de coco rallado

Elaboración:

PARA LA CREMA DE CACAHUETE:
Tuesta 250 grs de cacahuetes en una sartén a fuego medio, remuévelos de vez en
cuando para que no se quemen. Empezarán a desprender un aroma muy rico.
Apaga el fuego cuando se empiecen a dorar y deja que se enfríen.
Pon los cachuetes en tu procesador de alimentos, echa una pizca de sal y
enciéndelo.
Se machacarán, dependiendo de la potencia de tu batidora quizá llegue un
momento en el que tengas que añadir un hilillo de aceite de girasol para que el
proceso continúe. Yo con una de 800 vatios consigo una cremita bastante suave,
de todas formas, no importa que salga crujiente, así las trufas tendrán más textura.

PARA LAS TRUFAS:
Mezcla la manteca de cacahuete, la algarroba en un cuenco.
Calienta 100 ml de agua en un cazo y disuelve el azúcar en él, añade la vainilla.
Echa el contenido del cazo al cuenco con los ingredientes secos, mezcla todo
rápidamente.
Ahora puedes poner todo en un molde y cortarlo en cuadraditos cuando se enfríe,
o hacer bolitas cogiendo pedacitos y rodándolos entre las palmas de las manos.
Espolvorea coco rallado encima para que queden bonitas.
Mételas en la nevera para que se endurezcan o tómatelas del tiempo si no quieres
esperar.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *