bizcocho irresitible

Lo más interesante de este bizcocho es que está MUY RICO, el hecho de que no lleve gluten y sea vegano son extras interesantes, no lo niego, pero sin sacrificar ni un pelín de sabor. La verdad es que me estreno en el mundo del trigo sarraceno, pero dados los resultados voy a explorar un poco más.
Otra cosa positiva de este bizcocho es que es muy nutritivo ya que lleva dátiles, aceite de coco y una manzana cruda, así que el sabor dulce es algo complejo, combinado con el toque del trigo sarraceno, el resultado es interesante.
Si eres de constitución Kapha y te encanta el dulce, el trigo sarraceno es buena opción por ser mucho más ligero que otras harinas, aun así, mejor no comer más de un pedazo al día.
El arrurruz es un ingrediente que quizá no conozcas, tiene la propiedad de espesar y actúa como emulgente. Se puede sustituir por harina de arroz o harina de maíz muy fina.
En fin, me encantaría saber qué tal os va con la receta. Contadme!

Ingredientes
1 taza de harina de trigo sarraceno
1/2 taza de panela
2 cucharadas sopera de arrurruz
3/4 cucharadita de canela (opcional)
3/4 cucharadita de levadura
1/4 cucharadita de bicarbonato
1/2 taza de aceite de coco
1/2 taza de dátiles picaditos
1/3 taza de manzana cruda pelada triturada hasta conseguir un puré
1/2 taza de leche de almendras
1/4 de taza de almendras picaditas para decorar

Elaboración
Enciende el horno a 190 ºC.
Engrasa un molde de hornear de unos 20 cms con aceite de coco.
En un cuenco grande, mezcla la harina, la panela, el polvo de arrurruz, la canela (si la vas a usar), la levadura y el bicarbonato.
En un procesador de alimentos, combina el aceite de coco, los dátiles, el puré de manzana cruda y procesa hasta conseguir un puré.
Añade la leche de almendras y enciende el procesador lo justo para que quede todo combinado.
Mezcla los ingredientes del procesador con los del cuenco con la harina y usa la varilla hasta conseguir una masa húmeda sin grumos.
Echa la masa al molde y echa las almendras picadas por encima.
Déjalo en el horno unos 20 minutos o hasta que un cuchillo insertado en el centro salga limpio.
Deja que el bizcocho se enfríe en el molde y después córtalo en unos 6 u 8 pedazos.
Aguanta a temperatura ambiente unas 24 horas.

2019-03-06T12:59:42+00:00

Leave A Comment