Chocolate Caliente Ayurvédico

Vata dosha, ese energía fría, liviana y mobil predomina durante el otoño y la primera parte del invierno, justo cuando apetece una taza de chocolate caliente como antídoto a las temperaturas bajas y el clima que nos envuelve. Por sus cualidades frío, seco y ligero, Vata se pacifica con sustancias dulces, calientes y untuosas. Los ingredientes de este chocolate ayurvédico son un bálsamo para la temporada fría del año.

La leche caliente es especialmente beneficiosa en esta época del año, sobre todo si te sientes dispersa y ansiosa. En Ayurveda, la leche (preferiblemente orgánica y cruda) se considera un alimento sátvico. Sattva es la cualidad de la virtud y la bondad. Los alimentos sátvicos ayudan a crear equilibrio, estabilidad y armonía. Se dice que la leche ayuda a construir los siete tejidos del cuerpo mientras calma la mente, los nervios y las emociones.

Esta receta ayurvédica de chocolate caliente, lleva cuatro ingredientes clave: ashwagandha, canela, jengibre y algarroba en polvo, estoy super feliz de contarte que puedes comprarlos con descuento en indiaveda.es si utilizas el cupón «sincolorantes». Tanto las especias como las hierbas ayurvédicas son todas bio y tienen propiedades super interesantes, te cuento un poco sobre cada uno de ellos:

Ashwagandha es una hierba adaptógena a menudo conocida también como el ginseng indio, es considerada sátvica, es una de las mejores hierbas rejuvenecedoras para los músculos y la médula ósea, así como para personas con constituciones o desequilibrios vata. El ashwagandha se suele recetar a las personas con deficiencia de tejidos. Es muy recomendable para quienes trabajan demasiado, no duermen bien o simplemente están agotados. Ashwagandha es calmante y promueve un sueño profundo y sin sueños. Esta hierba tiene una acción caliente, es buena elección para el invierno, pero mejor evitarla durante el verano.

La canela también calienta y estimula la circulación, ayudando así a calentar los dedos de las manos y los pies. También ayuda a la digestión y abre el sistema respiratorio. Del mismo modo, el jengibre promueve una digestión y una circulación saludables. Debido a sus múltiples beneficios para la salud, se le llama al jengibre el «curandero» universal.

Por último, en vez de cacao, he optado por algarroba en polvo, es verdad que el cacao es delicioso y está cargado de nutrientes, pero también desequilibra a los 3 doshas. De vez en cuando, en pequeñas cantidades se puede tomar, de hecho voy a subir recetas de chocolate caliente con cacao con ajustes para cada dosha, mientras tanto prueba esta versión. La algarroba es autóctona del mediterráneo, sienta bien a los 3 doshas y además de tener propiedades fantásticas,  no es un excitante, tu sistema nervioso te lo agradecerá.

Esta combinación es perfecta cuando hace frío, hazte una taza para calentarte por dentro, calmar la mente, nutrir el cuerpo y revitalizarte. Mientras haga frío, deja que esta delicia caliente sea tu héroe.

Ingredientes:

2 tazas de leche entera orgánica o leche vegetal
2 cucharaditas sirope de arce
¼ taza de algarroba en polvo
unas gotas de esencia de vainilla
1 cucharadita de canela de indiaveda
¼ cucharadita de jengibre molido de indiaveda
Una pizca de cardamomo molido
1 cucharadita de ashwagandha de indiaveda
una pizca de nuez moscada o cayena (opcional)

La Magia:

Calienta la leche a fuego medio en un cacito mediano.
Añade el sirope de arce y la algarroba en polvo y bate con una varilla hasta que se mezclen bien y se calienten.
Retira del fuego, añade la vainilla, las especias y el ashwagandha – vuelve a batir a mano o en una batidora hasta que quede espumoso, a mí me encanta una capita burbujeante sobre mis bebidas calientes.
Sirve con mucho amor y un poco de nuez moscada para relajarte, o, si quieres estímulo, puedes echar una pizca de cayena en polvo si te apetece un toque picante.

 

 

2021-01-27T17:05:55+00:00

Leave A Comment