Croquetas de Lentejas Mung con Zanahoria

Estas croquetas son una especie de falafel de la India, la legumbre base son lentejas mung, super digestivas, sobre todo porque las combinamos con especias y las freímos con poco aceite.

Esta versión la vamos a hacer con zanahorias para que queden más ligeras, pero puedes sustituir la zanahoria por col rallada con resultados igualmente buenos. Independientemente de qué verdura uses, no te olvides de echarle sal y tras esperar una media hora, presiónalas entre las manos para extraer el exceso de humedad.

Puedes servir estas badas (croquetas) con una salsa que contraste como este chatni de cilantro rico y súper digestivo.

Ingredientes:
1/2 taza de moong dal, sin piel
2 cucharadas de agua
2 tazas de zanahorias ralladas
3 cucharadas de cilantro fresco picado
1 cucharada de cilantro molido
1 cucharadita de garam masala
1/2 cucharadita de cúrcuma
1/2 cucharadita de pimienta molida
1/4 – 1/2 chile rojo seco molido
1’25 cucharaditas de sal
1/4 cucharadita de aceite vegetal para freír

Elaboración:
Pon el mung dal en un cuenco, cúbrelo con agua y frota las legumbres entre tus dedos. Cuando el agua esté turbia, escúrrelo y enjuágalo de nuevo. Repite el proceso hasta que el agua esté casi transparente, luego escurre y déjalo en el recipiente. Añade 3 tazas de agua y déjalo a remojo entre 4 y 6 horas. Escúrrelo bien.
Coloca el dal en un procesador de alimentos equipado con una cuchilla de metal, agrega el agua, y tritúralo durante 5 minutos o hasta que quede ligero y aireado. Pásalo a un recipiente de vidrio o de cerámica.
Presiona un puñado de zanahoria rallada con la mano para extraer la mayor cantidad de líquido posible. Cuando la zanahoria esté seca, échalo al cuenco en el que está el mung dal triturado y añade el resto de los ingredientes, excepto el aceite.
Calienta el aceite a unos 170 ° C, el aceite debe tener unos 2 cms de profundidad. Mientras tanto, ve haciendo croquetas dando forma a la masa de mung dal especiada de modo que tengan un grosor de aproximadamente 1’5 cms. Colócalas en el aceite caliente, puedes poner unas 6 croquetas de una vez. Sabrás que están listas cuando la parte de abajo esté rojiza y crujiente (4-5 minutos). Retíralos con una espumadera y escúrrelos sobre toallas de papel.

2019-05-05T20:19:26+00:00

Leave A Comment