Delicias de Sésamo Tostado al Cardamomo

Estas bolitas dulces son sanas y nutritivas – sus ingredientes principales (el sésamo, la miel cruda y la almendra molida) se consideran alimentos de energía caliente en Ayurveda, por lo tanto son recomendables durante las estaciones frías del año. Los sabores dulces generalmente contribuyen al aumento de tejido en el cuerpo, sin embargo la miel es una excepción ya que reduce el elemento tierra mientras que el sésamo extrae toxinas de los tejidos grasos del cuerpo. ¿Sabes lo que significa esto? Que puedes comerte estas bolitas incluso si quieres perder peso – siempre que no te zampes 100, claro.

En la India se hace una versión de estas bolitas con jaggery (azúcar integral de caña), se las dan a los niños y a las madres recién paridas por su importante aporte en nutrientes como el calcio, el hierro y antioxidantes. Son un reconstituyente importante que además refuerza el sistema inmune.

Prueba a sustituir la harina de almendra con 2/3 de taza de pipas de girasol que hayas remojado previamente durante 1 hora, escúrrelas bien antes de añadirlas a la mezcla.

Este dulce nos trae una variedad de sabores al paladar que van desde el dulce hasta un toque amargo, todavía no he conocido a nadie al que no le hayan encantado, sospecho que es precisamente porque nos aportan casi todos los sabores que describe Ayurveda, hablaré de este concepto con más detalle, ¡atent@s!

 

Ingredientes:

1/2 taza + 2 cucharaditas de semillas de sésamo blanco

2/3 taza harina de almendra o la pulpa resultante de hacer leche de

almendras

3/4 de cucharadita de semilla de cardamomo en polvo

1/2 de cucharadita de extracto de vainilla

1/2 cucharadita de ralladura de lima o naranja (opcional)

una pizca de sal rosa (opcional)

1/4 de taza de sirope de agave o miel

 

Elaboración:

Tuesta la media taza de semillas de sésamo hasta que se doren (reserva las 2 cucharadas soperas para la decoración final), remuévelas para conseguir un tostado homogéneo y evitar que se quemen. Tardarás unos 3 minutos.

Deja que el sésamo se enfríe y muélelo hasta conseguir un polvo medio, (cuidado de no molerlo demasiado y que se convierta en tahini!) Si vas a usar pulpa de almendra, muélelo ahora también.

Echa el sésamo molido, la harina de almendra, el cardamomo molido, la vainilla, la sal y la ralladura a un cuenco y mezcla todo bien.

Ahora añade el sirope de agave e incorpóralo bien al resto de los ingredientes.

Coge 1 cucharadita de la mezcla y haz una bolita, si mantiene bien la forma, sigue adelante. Si se descompone, añade más harina de almendra.

Haz bolitas con toda la mezcla y espolvoréalas con las 2 cucharadas de sésamo blanco sin tostar.

 

Foto: www.thisrawsomeveganlife.com

2019-09-20T14:48:29+00:00

Leave A Comment