Gazpacho de pepino y albahaca

Descubrí esta maravillosa combinación de sabores el verano pasado, me encanta la profundidad que la albahaca le da al pepino en este gazpacho, con un efecto super refrescante. Según Ayurveda la albahaca calienta mientras que el pepino enfría, así que esta fórmula es muy equilibrada.

Para añadir cremosidad, a mí me gusta además añadir pipas de girasol remojadas, aunque con los anacardos y las almendras remojadas se consigue el mismo efecto.

Es super rápido y fácil de preparar, nutritivo pero ligero – ideal para el verano cuando tenemos poco apetito ya aue agni se dispersa por el calor que nos rodea.

Ingredientes:
3 pepinos cortos, pelados y troceados
Un puñado de pipas de girasol remojadas
El zumo de medio limón
2 puñados de hojas de albahaca lavadas
1 cucharadita de asafetida
1 cucharadita de sal mineral
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
750 cl de agua

Sale 1 litro de gazpacho

Elaboración:
Tritura las pipas de girasol en una batidora hasta que quede sin grumos, puedes añadir un poco de agua dependiendo de la potencia de tu máquina.
Añade los pepinos, la sal, la asafétida y el zumo de limón a la batidora.
Tritura hasta que quede una mezcla homogénea.
Justo antes de servir, añade la albahaca y el aceite de oliva. Bate todo bien y añade agua al gusto, quizá tengas que ajustar la sal.

Sirve en vaso o en cuenco con pipas tostadas de aderezo.

📸 The defined dish

2019-08-27T16:33:55+00:00

Leave A Comment