Helado de plátano (y nada más)

helado vegano,  helado sano, ayurveda, recetas veganas, recetas vegetarianas, receta vegana, recetas pitta, receta pitta dosha, sincolorantes.com, sara shaikh, laloka

Resulta que con plátano como único ingrediente se puede hacer un helado súper rico y cremoso. Yo tampoco me lo creía hasta que lo hice yo misma. Encima es facilísimo de hacer…
Hice el experimento porque tenía unos cuantos plátanos súper maduros que no quería tirar al compost. Los corté en rodajas, los metí en el congelador y después de 5 horas los eché a mi batidora (que tampoco es súper potente) y ya está. Nada más. Pensarías que al congelar el plátano, se cristalizaría igual que otras frutas, sin embargo su alto contenido en pectina hace que salga un helado de plátano vegano, sin azúcar añadido y cremoso cremosísimo.

Si sabes algo de Ayurveda, sabrás que los alimentos y bebidas frías no se recomiendan para nada, a nuestro sistema digestivo le conviene una temperatura caldeada, lo frío le desajusta totalmente. Encima la combinación típica de leche con fruta tampoco es aconsejable…así que si vas a romper las reglas, y refrescarte con algo frío de vez en cuando, tómate este heladito con la barriga vacía y no te sientas culpable, te sentará mejor que uno convencional de fresa.

Ingredientes
1 Plátano grande maduro pelado (sale helado para 2 personas)

Elaboración
Empieza con plátanos maduros, que estén dulces y blandos.
Córtalo en rodajas finas del mismo tamaño (más o menos).
Mete las rodajas de plátano en un recipiente con tapa o una bolsa para congelar y lo guardas en el congelador.
El plátano tiene que estar en el congelador un mínimo de 2 horas, queda mejor si lo dejas toda la noche.
Mete el plátano congelado en un procesador de alimentos o batidora potente tipo Vitamix. Dale al «pulse» varias veces (la opción que va a la máxima velocidad durante un par de segundos y para) para que las rodajas de plátano se vayan desmenuzando.
Al principio la textura parecerá que tienes migas de plátano congelado. Con una espátula, despega los cachitos que se quedan en las paredes de la batidora.
Sigue batiendo, la textura pasará a ser como un puré con grumos, vuelve a pasar la espátula y sigue batiendo.
Después de un rato, parecerá papilla, algo más suave que antes pero aún queda un poquito.
Usa la espátula como antes y sigue batiendo porque ahora empieza la magia: los últimos grumos desaparecerán y verás cómo tu plátano congelado se convierte en helado cremoso. Sigue batió para airear el helado, si quieres añadir cacahuetes o alguna otra cosa rica, ahora es el momento.
Pásalo a un recipiente con tapa y mételo en el congelador hasta que se solidifique. Yo me lo comí sin volver a congelarlo, pero estaba bastante blandito.

Anotaciones:
Procesador de alimentos vs. batidora: A mí me parece que con procesador de alimentos sale un helado cremoso que además es ligero porque se airea, yo he usado uno de marca Bosch de 800 vatios. Se puede hacer con una batidora de vaso pero tiene que ser potente.
Por supuesto que puedes hacer más cantidad si cabe en tu procesador, sino hazlo en tandas.
Extras:
Aunque gran parte del encanto de la receta está en que sólo requiere un ingrediente, queda muy bien con 2 ó 3 ingredientes más. Estos son algunos de mis favoritos:

Una cucharada sopera de manteca de cacahuete
Un chorrito de miel
Un puñadito de gotas de chocolate
Unas almendras
Un poco de Nutella
Una cucharadita de cacao
Media cucharadita de canela, cardamomo o jengibre en polvo

2016-12-01T17:09:21+00:00

Leave A Comment