Magdalenas de Plátano (sin huevo)

magdalenas vegetarianas sin huevo, magdalenas veganas, magdalenas de plátano

Estas son mis magdalenas clásicas, con las que me he estrenado en el mundo de la panadería/pastelería. Son facilísimas y rápidas de hacer, lo mejor es que esta receta es un punto de partida perfecto para crear variaciones para todos los gustos.
Habiendo vivido unos años en California, procuro que el resultado sea lo más parecido posible a un «breakfast muffin», algo sanote con cereales sin procesar que se come sin cuchara y te llena la barriga hasta la hora de comer – pero puedes sustituir la harina integral por una refinada y añadir más azúcar si quieres algo más ligero, fino y comercial. Llevan poca azúcar, pero el plátano y las pasas aumentan la dulzura de manera nutritiva. Si eres muy golos@, echa más edulcorante para no salir decepcionad@ 😉
Con estas cantidades salen 6 magdalenas ultra-grandes, tamaño muffin americano.
Siguiendo la receta al pie de la letra, estas magdalenas bajan Vata, no afectan a Pitta y suben Kapha. En ayurveda generalmente no se usa levadura pero en estas proporciones y sin comerlas en exceso ningún médico védico o Vaidya se preocuparía por sus efectos sobre tu salud.

Ingredientes

2 plátanos grandes maduros
1/4 taza (unos 57 gramos) de mantequilla derretida o unos 54 gramos de aceite de girasol*
1/4 taza (unos 80 gramos) de sirope de arce o unos 75 gramos de azúcar integral
1/4 (1 gramo) de cucharadita de cardamomo molido (opcional)
1/4 (1 gramo) de cucharadita de canela molida (opcional)
2 dátiles cortados en trocitos pequeños o un puñadito de pasas
1 taza y 1/4 (150 gramos) de harina integral
2 cucharaditas (10 ml) de levadura química
1 pizca de sal

* si usas aceite de girasol estas magdalenas son 100% veganas!

Elaboración

Precalienta el horno a 150ºC.
Machaca los plátanos en un cuenco grande y añade la mantequilla y el sirope (o azúcar), mézclalo hasta obtener una crema (no te preocupes si quedan trozos de plátano por ahí).
Añade los dátiles o pasas y las especies (si las vas a usar).
En otro cuenco, mezcla la levadura con la harina integral–con el tiempo he aprendido a ir añadiendo los ingredientes secos a los húmedos poco a poco según voy tamizando la mezcla de harina con levadura con la ayuda de un colador de agujero fino (venden tamizadores también). Añado un poco de harina + levadura al cuenco grande y mezclo, cuando no se ve la harina, añado otro poco más. Que no te sorprenda que el salvado de la harina integral se quede en el colador, lo echas a la mezcla y ya está, este paso te asegura que la levadura no se quede apelmazada. Si te da pereza, sáltate este paso y acabas antes.
Los expertos «magdaleneros» recomiendan mezclar lo justo para que los ingredientes se integren, pero no más ya que una masa hiper-mezclada resulta en magdalenas menos tiernas.
Lo siguiente es o engrasar el molde de las magdalenas o ponerle cápsulas de papel.
Rellena el molde con la mezcla y mételo en el horno unos 25 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro de la magdalena salga limpio.
Deja que se enfríen totalmente antes de comer.

2018-10-29T16:36:43+00:00

2 Comments

  1. Minu febrero 16, 2012 at 2:26 pm - Reply

    Me encantan estas!!!!

  2. Maria noviembre 27, 2014 at 9:55 am - Reply

    Muy ricas! Gracias por la receta!

Leave A Comment